La plenipotenciaria Asamblea Nacional Constituyente (ANC) de Venezuela inició discusiones para aprobar una "Ley contra los Delitos de Odio, Intolerancia y Violencia", informó la agencia noticiiosa estatal AVN.

Los constituyentes partirán de un proyecto que el pasado 10 de agosto consignó el presidente Nicolás Maduro ante la ANC, según una nota de VTV.

La presidenta del organismo, Delcy Rodríguez Gómez, calificó el texto legal como una "iniciativa de vanguardia legislativa" en el mundo, que buscará "erradicar de Venezuela" hechos como los derivados de las protestas violentas ocurridas entre los meses de abril y julio pasados.

Víctimas de la violencia

En esos eventos violentos, denominados 'guarimbas' por el periodismo local y calificados por el gobierno como actos terroristas, se registraron más de 130 fallecidos, entre ellos 29 personas incendiadas vivas y cientos de heridos, detalla el portal Alba Ciudad.

Ese tipo de violencia es ajena a nuestra idiosincrasia, fue importada y no tiene nada que ver con lo que somos en esta tierra. Por ello debemos garantizar que se sancione a los responsables, para que nunca más vuelva a ocurrir

Al respecto, Rodríguez indicó que "este poder constituyente originario debe intervenir, debe sanar, debe encauzar a la sociedad hacia el espíritu del entendimiento y la tolerancia".

Agregó que los delitos de odio suponen, a nivel mundial, "penas mayores".

En Venezuela, primer país en el mundo que proscribió la pena de muerte, el castigo más severo contemplado por las leyes es de 30 años de prisión. La propuesta que ahora contempla la ANC es de elevar ese castigo a 50 años, en particular para sancionar delitos que nunca estuvieron en la legislación venezolana, pero que forman parte de convenciones internacionales que ese país suscribe.

Las tareas

Entrevistada por RT, la constituyente Aleidys Manaure afirmó que la ley que comienza a discutirse pretende "promover y garantizar una educación para la paz" y que eso "pasa por el reconocimiento de la diversidad, la tolerancia, el respeto recíproco y los métodos para erradicar toda forma de violencia política y de odios". Será ese, dijo, "un instrumento para garantizar la efectiva vigencia de los derechos humanos".

Manaure sostuvo que en la actual Constitución, aprobada en 1999, no se contempló ese tipo de delitos porque "no estaban en el imaginario de nuestro pueblo. A pesar de que todas y todos leímos esa Constitución antes de aprobarla, es un elemento que nadie tenía en mente".

Los medios

En las discusiones previas, varios miembros de la ANC se han referido a la influencia de los medios de prensa en la aceptación de ese tipo de violencia por parte de ciertos segmentos de la población del país.

En opinión de Aleidys Manaure, desde el año 2002, cuando se produjo un golpe de Estado contra el presidente Hugo Chávez, "los medios de comunicación del país han trabajado de manera sistemática para alterar las percepciones de la población".

Durante la ejecución de ese golpe, asegura, "se violaron masivamente los derechos humanos y los medios de comunicación engañaron descaradamente al país. Se trató de un engaño para manipular los sentidos y la percepción, con la abierta intensión de derrocar a un gobierno constituido".

Violencia importada

Es a partir de esa experiencia, sostiene Manaure, que debe analizarse la violencia terrorista protagonizada por grupos opositores durante los meses pasados y sus efectos en contra de la población. "Se ha tratado", subraya, "de eventos importados".

"Nosotros los venezolanos, no somos así. Ese tipo de violencia es ajena a nuestra idiosincrasia, fue importada y no tiene nada que ver con lo que somos en esta tierra. Por ello debemos garantizar que se sancione a los responsables, para que nunca más vuelva a ocurrir", concluye.

 

Ernesto J. Navarro

Facebook

Radio En vivo

ESCUCHAR EN WINAMP ESCUCHAR EN ANDROID ESCUCHAR EN IPHONE ESCUCHAR EN BLACKBERRY WindowsPhone NOKIA

ACF PRIMERA A